About DRY

| Add my circles on Google+ :

Así no Podemos

AsiNoPodemosAsí no, Podemos
 .
Principios #15M: respeto, horizontalidad, transversalidad,  diversidad, debate, consenso, feminismo, inclusividad, solidaridad,  cooperación y construcción entre todas del bien común.  Contemplamos sorprendidas una lucha de poder al típico estilo de la vieja política, en un partido que se ha declarado “heredero del  #15M”. Ser #15M no es una etiqueta, no existe carnet, #15M es una  forma de relacionarse. La inteligencia colectiva  construyó un ideario por el que nadie puede apropiarse de #15M. Si no estan recogidos estos principios, no es #15M.#AsíNoPodemos plantar cara al Sistema.
.
El partido que pretendía “asaltar los cielos” ha generado más lodo en estas últimas 3 semanas desde sus cúpulas, militantes y simpatizantes que toda la crítica sufrida por los partidos opositores y caverna mediática en estos últimos 3 años.Desde Democracia real YA!, como una de las voces en el llamado #15M, invitamos a la autocrítica a las compañeras y compañeros que asumieron el riesgo institucional, conformando un partido. Sabíamos que no era fácil, que un partido permite pocos malabarismos horizontales y puede sucumbir a las trampas del sistema, pero no es imposible. Para ser un caballo de Troya dentro del sistema, tenemos que estar todos y todas, desde dentro o desde fuera.La fórmula la conocemos:

  • Democracia real, participativa y sin miedo, renunciando a liderazgos personalistas, a un poder estructural vertical y a imponer la propia voz sobre el resto.
  • Transparencia en los procesos, en los modos, respeto a los disensos (exquisito preámbulo para no dejar rezagado a nadie) y búsqueda del consenso, porque sólo sobre los consensos donde quepan todas se construye democracia; no sobre el voto donde un 50+1 divida por la mitad, venciendo pero sin convencer al resto.
  • Mucha cooperación, porque la cooperación no es únicamente un empujón de voluntarios comprometidos a un proyecto común, es la renuncia a la competición dentro del proyecto, para que todas se sientan identificadas con el mismo.
  • Transversalidad, pero no mal entendida como un concepto ‘atrapalotodo’, sino como un marco en el cual se potencie lo que nos une frente a lo que nos separa.
  • Debate y respeto a la palabra y en la palabra, porque en un país como España, donde arrastramos un pasado de conflicto, la palabra no puede ser posverdad (apariencia de cierto) sino el cimiento del entendimiento y de unas convicciones sólidas en Derechos Humanos y medioambientales, equidad, feminismo, lucha contra la desigualdad, bien común y justicia.
Lo dicho anteriormente se experimentó durante el 15M, la lírica de cambiar los modos para romper los tabués de la transición, apropiarnos del discurso y marcar la agenda política-social, invocando a la conciencia de cada día más personas. Hoy, en febrero 2017, Podemos está muy lejos de eso, y sin embargo consideramos que sigue siendo una baza institucional de la que ayudarnos, para servir al bien común y hacer que otra política social, que sea realmente democrática, sea posible.
.
Así No se Puede compañer@s, no queremos ser espectadoras pasivas del fracaso de no saber transformar las ideas y proyectos de una sociedad activa y propositiva en una verdadera herramienta para el cambio político y social. Queremos contribuir al debate desde la formas de hacer que aprendimos en las plazas: aportando, construyendo y cooperando. 
Así No se Puede, y con esta campaña en las redes, esperamos una reflexión común para recuperar la ilusión y volver a esa construcción colectiva. 
.
Estamos seguras de que #sísepuede porque ya lo hemos hecho. El Sistema nos quiere dormidas, pero el Sol salió hace años y despertamos. Nos encontramos en un momento decisivo, pero se estan cometiendo errores que nos llevan en una dirección equivocada. Todavía hay tiempo para corregir el rumbo. Hagámoslo juntas.
.
#Seguimos

5 años de luchas y seguimos ¡A las Plazas!

#15M #GlobalDebout
.
Manifiesto  de la plataforma Democracia real ¡YA! con el que hacemos memoria de los  5 años de luchas del 15M, describimos las acciones que se están desarrollando para re-evolucionar el estado español y el mundo, e invitamos a todas las personas a seguir combatiendo en todos los frentes de lucha y sumarse a la próxima movilización mundial.
Estudiantes, trabajadoras, autónomas, pequeñas empresarias, precarias, personas sin empleo, pensionistas, jóvenes, mayores, mujeres, hombres… ¡Ciudadanía  del mundo! El próximo 15 de mayo de 2016 ¡Volvemos a tomar las plazas! Unifiquemos nuestras luchas ese día.
 
El 15 de mayo de 2011 organizamos manifestaciones masivas en decenas de ciudades de España, que constituyeron una re-evolución que sirvió para el despertar colectivo, la toma de conciencia y el aumento de las luchas en favor de una Democracia real y los derechos humanos. Mucho ha sucedido desde entonces.
Ocupamos calles, plazas y comprobamos que no estábamos solas. Somos millones las personas que denunciamos la tiranía que sufrimos: “La llaman Democracia y no lo es”, “No nos representan”, ”No es un gobierno, es una mafia”, “PSOE PP la misma mierda es”, ”No hay pan para tanto chorizo”, “No es una crisis, es una estafa”… Reafirmamos quienes somos: “No somos mercancías en manos de políticos y banqueros”,  “Somos el 99%”, “Somos los de abajo, y vamos a por los de arriba”…  Reclamamos las soluciones: “Democracia real ¡YA!”, “No debemos, no pagamos”, “Tenemos la solución, los banqueros y corruptos a prisión”,  “Ningún ser humano es ilegal”, “Sanidad y educación públicas”, “Stop  desahucios, dación en pago y alquiler social”… Y dejamos claro que no nos rendimos y podemos lograrlo: “De norte a sur, de este a oeste, la lucha sigue, cueste lo que cueste”, “Sí se puede”…
Desde el principio la mafia bancaria-empresarial-mediática-política trató de ningunearnos y destruirnos. La escalada represiva ha ido aumentando en España a medida que estamos volando los cimientos de su régimen dictatorial. La violencia policial dejó imágenes que evidenciaban su tiranía, y por ello han reforzado la represión con las Leyes Mordaza, a la vez que sus grandes medios de des-información siguen escupiendo propaganda,  manipulaciones y mentiras. Todo ello para tratar de generar miedo, desgastar a las personas que nos rebelamos y criminalizarnos. Lo que hacen es quedar más en evidencia, y darnos más razones para seguir rebelándonos. Como decía Gandhi: “Primero te ignoran, luego se ríen de tí, después te atacan, entonces ganas”.
El movimiento 15M cristalizó en las acampadas de las plazas y, desde entonces, ha generado fuertes vínculos personales, nos hemos organizado en red descentralizada, con múltiples colectivos, autogestionada, horizontal, creativa, alegre, sincera, no violenta, desobediente… en la que todas las personas somos activas y responsables del cambio. Y  como dijimos al dejar las acampadas: “No nos vamos, nos mudamos a tu conciencia”.
Las personas y colectivos del 15M seguimos, y han aparecido mutaciones del mismo. Hemos exportado re-evolución contagiando rebeldía al mundo entero. Promovimos una gran protesta mundial el 15 de octubre de 2011 en la que participaron ciudades de 90 países. Hemos ayudado a la aparición  de los movimientos YoSoy132 en México, Occupy Wall Street en Estados  Unidos, o el más reciente Nuit Debout en Francia. Desplegamos nuestras  acciones re-evolucionarias en varios frentes de lucha con los que estamos provocando el cambio:
  1. Movilizaciones públicas. Son las manifestaciones, concentraciones, marchas, escraches, paralización de desahucios, yonopagos, tubasuralbanco, ocupaciones de espacios públicos o privados, encierros, acampadas, consultas ciudadanas, boicots, acciones de desobediencia civil, etc. Con ellas las personas sumamos nuestras energías, favoreciendo la  organización colectiva, poniendo de manifiesto los problemas existentes, quienes son los culpables de los mismos, y reclamando las soluciones.
  2. Información y cambio cultural. Mediantes webs, redes sociales, nuevos medios de  comuniciación, vídeos, canciones, cortos, películas, obras de teatro, documentales…  difundimos la información veraz que la mafia quiere silenciar, combatimos la propaganda que nos quiere inculcar, fomentamos el pensamiento crítico y una cultura solidaria.
  3. Acciones judiciales. Utilizamos las herramientas del derecho para defendernos de la represión en los juzgados y tribunales, y para atacar mediante demandas y querellas a los criminales y corruptos.
  4. Sindical. Mediante la organización de parados y trabajadores, las huelgas y negociaciones sindicales, luchamos contra la explotación empresarial, y defendemos los derechos laborales.
  5. Nueva economía. Fomentamos el surgimiento de cooperativas financieras,  energéticas, alimentarias… los huertos urbanos, la autoproducción y autoconsumo energético con fuentes renovables, el rechazo a la obsolescencia programada… Que cada vez más personas dejemos de ser trabajadoras y clientes de la banca y empresas que violan nuestros derechos y destruyen la naturaleza.
  6. Institucional. Han surgido fuerzas políticas críticas que, recogiendo las demandas que planteamos y, gracias a los cambios de  conciencia y económicos que hemos promovido, han conquistado las alcaldías de muchas ciudades, y están ocupando espacios crecientes en los municipios, las autonomías, el Congreso, el Senado y el Parlamento Europeo.
Un gráfico que refleja los colectivos, herramientas y luchas en las que se ha proyectado y mutado el 15M, actuando en estos diversos frentes, es éste:
 
Algunas personas ponen todas sus esperanzas en el frente de lucha institucional, como si ganar las elecciones supusiera conseguir el cambio. Sin duda tiene importancia lograr unos parlamentos y gobiernos al servicio del pueblo en los diversos niveles (local, provincial, autonómico, estatal, europeo e internacional), y no al servicio de la mafia que se reúne en  Davos o el Club Bilderberg, pero ganar las elecciones no es ganar el poder. La prioridad es la movilización, informar, cambiar la cultura, actuar en los tribunales, luchar sindicalmente, derrotar a los bancos y grandes empresas de la mafia, y lograr una nueva economía con cooperativas y empresas responsables social y mediambientalmente. Estos cambios son los que modifican la conciencia colectiva, hacen surgir fuerzas políticas nuevas y ganar las  elecciones, no a la inversa. Lo institucional solo es el reflejo del equilibrio de fuerzas sociales y económicas.
Somos legión, no olvidamos, no perdonamos, exigimos Democracia real, Justicia, Verdad, Reparación, Paz, Derechos Medioambientales y Humanos, y no nos rendimos.
Por todo ello, la plataforma ciudadana Democracia real ¡YA!, junto con el 15M y el francés Nuit Debout, y con toda la gente buena que lucha por un mundo mejor, hacemos un  llamamiento a todas las personas a ocupar las plazas de todas las ciudades del mundo, el próximo 15 de mayo de 2016, unificando nuestras  luchas. Llevemos nuestros lemas,  pancartas y gritemos juntas. Vamos a conquistar el mundo y derrotar a los criminales que nos están llevando de desastre en desastre hacia la destrucción e injusticia universal.
.
Porque no somos mercancía en manos de políticos y banqueros.
Juntas por el cambio global.
La lucha sin fronteras es el único camino.
Democracia real ¡YA!
Mayo de 2016
.
Mapa mundial con las movilizaciones #15M #GlobalDebout
15M-2016-2

Democracia real YA! suscribe y hace suyo el manifiesto “Última llamada”

«Última llamada»

Esto es más que una crisis económica y de régimen: es una crisis de civilización

ultima-llamada-v0-2-640x927Los ciudadanos y ciudadanas europeos, en su gran mayoría, asumen la idea de que la sociedad de consumo actual puede “mejorar” hacia el futuro (y que debería hacerlo). Mientras tanto, buena parte de los habitantes del planeta esperan ir acercándose a nuestros niveles de bienestar material. Sin embargo, el nivel de producción y consumo se ha conseguido a costa de agotar los recursos naturales y energéticos, y romper los equilibrios ecológicos de la Tierra.

Nada de esto es nuevo. Las investigadoras y los científicos más lúcidos llevan dándonos fundadas señales de alarma desde principios de los años setenta del siglo XX: de proseguir con las tendencias de crecimiento vigentes (económico, demográfico, en el uso de recursos, generación de contaminantes e incremento de desigualdades) el resultado más probable para el siglo XXI es un colapso civilizatorio.

Hoy se acumulan las noticias que indican que la vía del crecimiento es ya un genocidio a cámara lenta. El declive en la disponibilidad de energía barata, los escenarios catastróficos del cambio climático y las tensiones geopolíticas por los recursos muestran que las tendencias de progreso del pasado se están quebrando.

Frente a este desafío no bastan los mantras cosméticos del desarrollo sostenible, ni la mera apuesta por tecnologías ecoeficientes, ni una supuesta “economía verde” que encubre la mercantilización generalizada de bienes naturales y servicios ecosistémicos. Las soluciones tecnológicas, tanto a la crisis ambiental como al declive energético, son insuficientes. Además, la crisis ecológica no es un tema parcial sino que determina todos los aspectos de la sociedad: alimentación, transporte, industria, urbanización, conflictos bélicos… Se trata, en definitiva, de la base de nuestra economía y de nuestras vidas.

Estamos atrapados en la dinámica perversa de una civilización que si no crece no funciona, y si crece destruye las bases naturales que la hacen posible. Nuestra cultura, tecnólatra y mercadólatra, olvida que somos, de raíz, dependientes de los ecosistemas e interdependientes.

La sociedad productivista y consumista no puede ser sustentada por el planeta. Necesitamos construir una nueva civilización capaz de asegurar una vida digna a una enorme población humana (hoy más de 7.200 millones), aún creciente, que habita un mundo de recursos menguantes. Para ello van a ser necesarios cambios radicales en los modos de vida, las formas de producción, el diseño de las ciudades y la organización territorial: y sobre todo en los valores que guían todo lo anterior. Necesitamos una sociedad que tenga como objetivo recuperar el equilibrio con la biosfera, y utilice la investigación, la tecnología, la cultura, la economía y la política para avanzar hacia ese fin. Necesitaremos para ello toda la imaginación política, generosidad moral y creatividad técnica que logremos desplegar.

Pero esta Gran Transformación se topa con dos obstáculos titánicos: la inercia del modo de vida capitalista y los intereses de los grupos privilegiados. Para evitar el caos y la barbarie hacia donde hoy estamos dirigiéndonos, necesitamos una ruptura política profunda con la hegemonía vigente, y una economía que tenga como fin la satisfacción de necesidades sociales dentro de los límites que impone la biosfera, y no el incremento del beneficio privado.

Por suerte, cada vez más gente está reaccionando ante los intentos de las elites de hacerles pagar los platos rotos. Hoy, en el Estado español, el despertar de dignidad y democracia que supuso el 15M (desde la primavera de 2011) está gestando un proceso constituyente que abre posibilidades para otras formas de organización social.

Sin embargo, es fundamental que los proyectos alternativos tomen conciencia de las implicaciones que suponen los límites del crecimiento y diseñen propuestas de cambio mucho más audaces. La crisis de régimen y la crisis económica sólo se podrán superar si al mismo tiempo se supera la crisis ecológica. En este sentido, no bastan políticas que vuelvan a las recetas del capitalismo keynesiano. Estas políticas nos llevaron, en los decenios que siguieron a la segunda guerra mundial, a un ciclo de expansión que nos colocó en el umbral de los límites del planeta. Un nuevo ciclo de expansión es inviable: no hay base material, ni espacio ecológico y recursos naturales que pudieran sustentarlo.

El siglo XXI será el siglo más decisivo de la historia de la humanidad. Supondrá una gran prueba para todas las culturas y sociedades, y para la especie en su conjunto. Una prueba donde se dirimirá nuestra continuidad en la Tierra y la posibilidad de llamar “humana” a la vida que seamos capaces de organizar después. Tenemos ante nosotros el reto de una transformación de calibre análogo al de grandes acontecimientos históricos como la revolución neolítica o la revolución industrial.

Atención: la ventana de oportunidad se está cerrando. Es cierto que hay muchos movimientos de resistencia alrededor del mundo en pro de la justicia ambiental (la organización Global Witness ha registrado casi mil ambientalistas muertos sólo en los últimos diez años, en sus luchas contra proyectos mineros o petroleros, defendiendo sus tierras y sus aguas). Pero a lo sumo tenemos un lustro para asentar un debate amplio y transversal sobre los límites del crecimiento, y para construir democráticamente alternativas ecológicas y energéticas que sean a la vez rigurosas y viables. Deberíamos ser capaces de ganar grandes mayorías para un cambio de modelo económico, energético, social y cultural. Además de combatir las injusticias originadas por el ejercicio de la dominación y la acumulación de riqueza, hablamos de un modelo que asuma la realidad, haga las paces con la naturaleza y posibilite la vida buena dentro de los límites ecológicos de la Tierra.

Una civilización se acaba y hemos de construir otra nueva. Las consecuencias de no hacer nada —o hacer demasiado poco— nos llevan directamente al colapso social, económico y ecológico. Pero si empezamos hoy, todavía podemos ser las y los protagonistas de una sociedad solidaria, democrática y en paz con el planeta.

Fuente: https://ultimallamadamanifiesto.wordpress.com/el-manifiesto/

Consulta ciudadana estatal #ReferéndumRealYa 14-19 Junio

cartel-mesa1A partir de este Sábado 14 numerosos colectivos sociales y ciudadanos organizan una gran consulta ciudadana #ReferéndumRealYa acerca de la jefatura y el modelo del Estado. Tras la abdicación del rey, en los días ateriores a la proclamación de su hijo como nuevo monarca, se desarrolla esta inciativa para visibilizar la necesidad de consultar con la ciudadanía las cuestiones fudamentales que le afectan. Tras casi 80 años sin poder decidir sobre ello de forma directa, es momento para cumplir el artículo 92.1 de la Constitución, que establece que  ”las decisiones políticas de especial trascendencia podrán ser sometidas a referéndum consultivo de todos los ciudadanos”.

En un contexto de crisis social, política y económica, y en el que la institución monárquica ha perdido apoyo popular (3,71 puntos según el CIS), los dos partidos mayoritarios han optado por continuar como si nada sucediera y sin tener en cuenta las amplias demandas de cambio de un sector muy importante de la población del país. A esto se le añade el progresivo descrédito y desprestigio de estos partidos, visto no solo en las encuestas, sino también en las pasadas elecciones al parlamento europeo celebradas el 25 de mayo, en el que PP y PSOE obtuvieron menos del 50% del total de los votos y ambos perdieron un tercio de sus votantes. Esto es una señal de que una buena parte de la sociedad está demandando un cambio y que estas necesidades no se están viendo correspondidas por parte de las instituciones y los principales grupos políticos del país. Muchos clamamos desde hace ya varios años por el derecho a la participación política. Democracia no es votar cada cuatro años. Queremos ir más allá de las urnas, queremos decidir sobre todas aquellas cuestiones fundamentales, como son el modelo de organización del Estado o la elección democrática de la Jefatura de Gobierno.

Las preguntas planteadas en este caso son únicamente dos, reflejadas en el modelo de papeleta consensuada entre todos los colectivos convocantes:

- ¿Está usted de acuerdo con que la jefatura del Estado español sea elegida por sufragio universal?
- ¿Está usted de acuerdo en que se abra un proceso constituyente para que la ciudadanía decida sobre el modelo organizativo del Estado español?

Entre los días 14 y 19, en las numerosas mesas repartidas por todas las ciudades del estado, y mediate el voto directo a través de internet, cualquier ciudadano o residente mayor de 16 años podrá participar en esta consulta. Los detalles sobre la misma y su desarrollo puede encontrarse en la web central de la iniciativa:  http://www.referendumrealya.com/

Por todo ello reclamamos desde la calle y las redes un #ReferendumRealYa, porque queremos sentar las bases de una nueva forma de entender la democracia, aquella en la que las consultas a l@s ciudadan@s no sean una excepción, sino la norma habitual a seguir en la toma de decisiones para las grandes cuestiones que les afecten.

Evento facebook : https://www.facebook.com/events/252988154909832/
Adhesiones: http://www.referendumrealya.com/index.html#adhesiones

 

DRY no apoya ninguna candidatura electoral

IMG_20140403_144611Debido a las noticias que se están divulgando en la prensa estos días nos vemos en la obligación de volver a informar a la ciudadanía, y a los medios, de que la mal llamada Asociación “Democracia real Ya”, nada tiene que ver con la Plataforma pro-movilización ciudadana Democracia Real YA! (*1)
Se está luchando legalmente para que dicha asociación deje de utilizar fraudulentamente el nombre de esta Plataforma, que nació como una opción apartidista y asindical. Esta nueva acción de la Asociación “aDRY” les aleja una vez más de los principios fundacionales del colectivo que impulsó la manifestación del 15 de Mayo de 2011, expresados en nuestro manifiesto (http://www.democraciarealya.es/manifiesto-comun/).
Por eso queremos desmentir que Democracia real YA! esté dando su apoyo a ninguna candidatura electoral; y que la asociación, que mal utiliza nuestro nombre, no está legitimada de ninguna forma a hablar como “una de las fuerzas motoras del 15-M”, dado que fueron y son una escisión que se desmarcó claramente del movimiento 15M, tanto en ideología como en practicas democráticas.
Deberá ser ahora la candidatura apoyada la que decida si quiere mantener el lastre que supone que una organización de este tipo les preste su apoyo. Porque #EsoNoEsDRY
¡Porque no somos mercancías en manos de políticos ni banqueros!
Plataforma Democracia real YA!
(*1) Links con comunicados anteriores: